Acceso directo al contenido de la página

Jóvenes

Según las características de cada grupo a atender y la disponibilidad de su entorno, proponemos las siguientes tipologías de acciones:

Acción Educativa “Pensar, sentir, disfrutar”

Acción que trata las diferentes dimensiones de la sexualidad: vivencia del cuerpo, vivencia de los sentimientos y gestión de riesgos, tanto biológicos (embarazos no planificados, infecciones de transmisión sexual como el VIH/sida) como emocionales (autoestima, relación de pareja, etc.)

Personas destinatarias: jóvenes entre 14 y 16 años (en el ámbito educativo formal se desarrollan en los cursos escolares de 3º y 4º de ESO)

Grupo natural, máximo de 25 jóvenes.

Duración: 3 talleres de 2 horas cada uno.

Dinamización: pareja pedagógica (mujer y hombre).

Espacio: centro educativo o similar.

Objetivo: facilitar un espacio para trabajar la salud sexual, entendiéndola tanto desde su vertiente emocional como física, tomando como punto de partida la capacidad personal y la responsabilidad individual para gestionar los riesgos asociados.

Herramientas: dinámicas participativas y recursos audiovisuales.

Contenidos:

  • Concepto de salud sexual como aspecto vital de cada persona, que incluye su capacidad de decidir y cuidarse tanto en relación a las futuras prácticas sexuales como en sus relaciones personales y su autoestima. Vivencia de la identidad sexual.
  • Vivencia del cuerpo: autoimagen, respeto por el propio cuerpo, ante uno/a mismo/a y ante el/la otro/a. Mitos y falsas creencias en relación al cuerpo y el placer.
  • La relación con el entorno desde la perspectiva de género: presión de grupo, relaciones personales y relaciones de pareja. Riesgos emocionales.
  • Gestión de riesgos biológicos: gestión de los métodos de salud, uso del preservativo, pastilla anticonceptiva.

Acción evaluada con metodología empírica.

Acción Educativa “Salud sexual”

Personas destinatarias: jóvenes entre 14 y 26 años del ámbito educativo formal y no formal; se adecua pedagógicamente a aquellos grupos que han recibido anteriormente la Acción Educativa “Pensar, sentir, disfrutar”.

Grupo natural, máximo de 25 jóvenes.

Duración: 2 talleres de 2 horas cada uno.

Dinamización: pareja pedagógica (mujer y hombre).

Espacio: centro educativo o similar.

Objetivo: facilitar un espacio para trabajar la salud sexual,  desde la promoción de la salud sexual, entendiéndola tanto desde su vertiente emocional como física, tomando como punto de partida la capacidad personal y la responsabilidad individual para gestionar los riesgos asociados.

Herramientas: dinámicas participativas y recursos audiovisuales.

Contenidos:

  • Concepto de salud sexual como aspecto vital de cada persona, que incluye su capacidad de decidir y cuidarse tanto en relación a las futuras prácticas sexuales como en sus relaciones personales y su autoestima. Vivencia de la identidad sexual y perspectiva de género.
  • Mitos y falsas creencias: el amor ideal romántico, presión mediática, influencia de los medios de comunicación,  y redes sociales. Presión de grupo y relaciones de pareja.
  • Aproximación a la transmisión y prevención del VIH/sida. Información básica.
  • Uso del preservativo: falsas creencias, información sobre su uso correcto. Servicios de salud de proximidad.

Acción evaluada con metodología empírica.

Acción de Sensibilización sobre promoción de la salud sexual

Sesiones que se adaptan a una necesidad concreta; sea por la disponibilidad de tiempo, por interés del/a profesional o del grupo atención a atender, el espacio o el ámbito en el que intervenir, el perfil del grupo, u otras circunstancias.

Personas destinatarias: jóvenes entre 13 y 25 años ubicados/as en centros escolares (2 º ciclo de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos), centros de educación no formal (centros de tiempo libre, asociaciones y fundaciones, centros abiertos).

Duración: entre 1 y 2 horas (adaptable según disponibilidad).

Dinamización: un/a ponente.

Espacio: centro educativo o similar.

Objetivo: facilitar un espacio para trabajar la salud sexual,  desde la promoción de la salud sexual, entendiéndola tanto desde su vertiente emocional como física, tomando como punto de partida la capacidad personal y la responsabilidad individual para gestionar los riesgos asociados.

Herramientas: dinámicas participativas y recursos audiovisuales (opcional).

Contenidos: Su contenido está determinado por la demanda. Algunos ejemplos:

  • Información básica del VIH/sida o de las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) en general
  • Embarazos no planificados: realidad y métodos de prevención.
  • Conocimiento y respeto por el cuerpo propio y el del otro: autoestima, percepción de uno/a mismo/a, fisiología y sensibilidad en las relaciones íntimas sexuales.
  • Influencia del género en las relaciones personales y en las relaciones de pareja.
  • Influencia de la vivencia del cuerpo y las relaciones en medios y redes sociales.
  • Mitos y creencias alrededor del placer en las relaciones sexuales.